Consejos para elegir vinilos decorativos para tu oficina.

Vinilos decorativos para oficina - Grupo Ariza

Los vinilos de pared se han convertido en un recurso decorativo que cada día está más presente en oficinas de todo tipo, especialmente en aquellas en las que se realizan actividades más creativas y desenfadadas. ¿Estabas valorando sumarte a esta tendencia? Pues no te pierdas este post en el que te contamos algunos aspectos que debes tener presente a la hora de decantarte por unos vinilos decorativos para tu oficina.

¿Por qué están de moda los vinilos decorativos para paredes?

Los vinilos se han convertido en una opción decorativa muy bonita y funcional para todo tipo de espacios de trabajo. En oficinas y establecimientos comerciales permiten dar un toque diferente a las paredes ya que les aportan dinamismo y originalidad, a la vez que pueden ayudar a reforzar la imagen corporativa si van en esa línea.

Hace un tiempo te contamos algunas de las muchas ventajas que tienen los vinilos para las empresas, pero hoy queremos incidir en algunas como su fácil instalación, su mínimo mantenimiento, su gran resistencia y su capacidad decorativa para crear espacios más bonitos y personalizados.

¿En qué debes fijarte para elegir vinilos decorativos?

Nuestra experiencia instalando vinilos para oficinas modernas y creativas nos dice que no hay que precipitarse a la hora de elegir estos complementos decorativos, especialmente cuando se trata de revestir paredes de grandes dimensiones. Y como no queremos que cometas ningún error en este sentido, aquí van unos consejos para acertar con la elección:

1.- No pienses en el vinilo de forma individual, sino en el vinilo integrado en la estancia en la que se va a instalar.

Y si te decimos esto es porque uno de los principales errores que se comete a la hora de elegir vinilos decorativos para oficinas es no tener presente la pared en la que irán colocados.

Por ejemplo, las paredes de una sala de reuniones, que suelen ser estancias grandes y normalmente con una decoración más neutra o sobria, no deben decorarse con vinilos de estampados muy barrocos o de colores muy  intensos; mejor optar por vinilos más sutiles y elegantes o con una fina textura corporativa.

Por el contrario, si se trata de una sala para reuniones internas, del comedor o de una zona de descanso, aquí sí se puede arriesgar más y apostar por vinilos más creativos que pueden resultar inspiradores para el trabajo diario.

2.- Elige vinilos que combinen perfectamente con el estilo de mobiliario. 

¿A qué en tu vivienda todos los complementos decorativos han sido elegidos para que combinen bien unos con otros, con los muebles principales y con el estilo general? Seguro que sí, y con los vinilos decorativos debes hacer lo mismo. La gran variedad de vinilos para paredes que se diseñan hoy puede hacer que te dejes llevar por los que más te atraigan o más bonitos te parezca sin que encajen plenamente después en la oficina.

Nuestra recomendación es siempre dejarte asesorar por el equipo de expertos de Grupo Ariza, ya que nuestra experiencia nos permite orientar a nuestros clientes teniendo en cuenta los objetivos que persiguen con la colocación de esos vinilos.

3.- Ante la duda, mejor la sencillez.

Básicamente, por una cuestión: porque ocupan superficies muy amplias. Por eso, un vinilo geométrico o con un estampado muy barroco puede quedar bien en paredes pequeñas o en partes de un escaparate, pero quizás no tanto en una pared interior de grandes dimensiones en las que puede resultar un tanto excesivo en términos decorativos.

Hoy puedes encontrar vinilos con patrones geométricos, con grecas vintage, con texturas, de colores neutros o colores intensos. Pero lo que realmente debes tener presente es que deben combinar con los muebles y demás complementos de la estancia. Valora mucho la paleta de colores y el estilo de muebles que hay en tu oficina o espacio de trabajo y, ante la duda, mejor algo más sencillo y elegante.

 

 

91 425 87 19